Mamola, un pecoso descolgado

Nacido en San José, California (1959), Randy Mamola fue el primero en rozar su casco contra el suelo en marcha. Estaba colgado, literalmente colgado. Segundón eterno corrió para Honda, Yamaha, Suzuki y Cagiva. Dominaba las técnicas del Dirt Track pero le faltaba ese pequeño toque de glamour, ese pequeño toque de carisma al estilo Kenny Roberts, Freedie Spencer o Eddie Lawson. La seriedad de estos últimos chocaba con el histriónico californiano. Es un chiste andante.

randy mamola suzuki
Randy Mamola con Suzuki

Corría el año 1985, Gran Premio de San Marino. Todavía me duelen las ingles solo de ver a Randy besando el frontal del carenado. Milagrosamente no calló al suelo. :

Mágico, increíble pero le faltó carisma. Quedó como el eterno clown que todavía hace las delicias en las retransmisiones.

Y también solidario. Fundó Riders for Health

Actualmente es uno de los encargados de hacer sentir la velocidad en una Ducati biplaza. Realmente espeluznante ir de paquete en esta motocicleta. Imprescindible recibir un minicurso antes de embarcarse a los lomos de la Ducati. La piel de gallina. Dónde me agarro

Ducati Biposto

 

 

 

 

 

 

Naranjas traigo: Laverda SFC 750

Era la motocicleta racing , hoy rancia, por excelencia. 750 cc bicilíndrico. Dos pucheros de largo recorrido que empujaban asíncronamente en los años 80. Al mirar esta foto nos retrotraemos a los mundos de Starsky y Hatch, pantalones vaqueros ajustados y con campana, rebecas de ganchillo y mucha-mucha televisión. Los amortiguadores traseros me hacen daño a la vista y me imagino, al piloto, con riñonera y temblando síncronamente a raíz de las muchas vibraciones.

En la soledad de las 24 horas de Lemans o la subida al Montseny, sin rozar rodilla por supuesto, al puro estilo Christian Sarron: esta motocicleta debería moverse a sus anchas.

Laverda
Laverda

El bloque motor es inmenso. Los escapes sencillos. Llantas de aleación y casi-casi de radios.

Seguramente Juan Benet vió a una mujer con torso desnudo a lomos de una Laverda, en plena Castellana. Herrumbrosas lanzas alzadas a tenor de una próxima batalla que probablemente devenga el futuro.

Escucha cómo suena:

Una italiana muy Moto Guzzi 110

Con chasis auto-portante esta chica italiana, al modo de Maria Antonieta Belluzi en Armarcord, nos pide hacer la vida más lenta, pausada y allegra ma non troppo. Nos recuerda a la Guerra Civil española.

Un caburador DellOrto de 15 mm. Amortiguador Bing de año de carolo. Y mucha sencillez de manejo. Hasta el punto de que se podía conducir sin carnet.

Imaginamos que desmontar un carburador debe ser un rato difícil, a tenor  del monocasco. Aun así es una preciosidad que nos pasa nuestro corresponsal Javier Peces (todo queda en familia) y que viene a recordarnos que suena así:

Norton CS1 jugando al cricket

Diseñada por Walter Moore en 1927 cuenta con un motor de 490 centímetros cúbicos. Llama la atención su poderoso tubo de escape silenciado por una trompeta adhoc  para la época que, sin embargo, poco o nada acalla. Una curiosidad: existía modelo con escape a la derecha o la izquierda.

Norton CS1
Norton CS1

El bloque motor sigue siendo básicamente el mismo hasta nuestros días; sólo varía la inclinación del cilindro. Como vemos los diseños de la época se distancian poco. El estándar igualaba a marcas y modelos hasta tal punto que con  nuestros ojos todas son iguales.

Orgullo de la corona británica nos quedamos con el recuerdo del gran Ron Haslam, piloto de lo que hoy es MotoGP y que en aquel entonces se denominaba 500. Secundario de lujo que tuvo el honor de experimentar con Roc-Honda aquel invento sin horquilla

Ron Haslam, izquierda, junto a Freddie Spencer
Ron Haslam, izquierda, junto a Freddie Spencer

Escucha la Norton CS1:

Lube A66 desde Bristol a Baracaldo

Nacida en Baracaldo de la mano de Luis Bejarano Murga presenta una línea esbelta con ramalazos italianos en su diseño. Evoca en gran medida a la guerra civil española aunque también a tiempos de la república con cierta paz un poco forzada o simplemente desquiciada por un multipartidismo que en algo recuerda a la edad contemporánea. Pantalones ataviados hasta la cintura y pelo engominado por no decir grasiento.

Lube A99

Lube A99

El paralelogramo delantero fue  repetido en otras formas y  conceptos en la era moderna y se  nos vienen a la cabeza sistemas de amortiguación de la Alemania bastarda-nazi de infausto  recuerdo. De ahí viene casi todo. Luis Bejarano posiblemente copió sobre  plano alguna marca de Bristol, donde trabajó como ingeniero.