Emile Cioran: un filósofo de las redes sociales

El último día de clase hablamos de filosofía. Y nos preguntábamos si Emile Cioran, en caso de vivir hoy, sería asiduo usuario de las redes sociales. O, como le gustaba decir a Kant, sería un juicio sintético. A posteriori quizá no tanto. El caso es que, con toda seguridad, Emile Cioran estaría presente en las redes sociales.

Emile Cioran

Fatalismo ilustrado en un devenir negativo y que, con poca o mucha razón, no terminó con su vida. Ahora, con el paso del tiempo, vemos lo fútil de su ideario pero, no obstante, apreciamos, en esa mirada, un gesto de satisfacción. Una mirada lejana y para nada preocupada de su destino. Sí, indudablemente, sería usuario de las redes sociales.

Si no estás en redes sociales no eres un ser, eres un no ser

Inviernos duros como este, inviernos gélidos que nos hacen estar delante de la computadora nos obligan a pensar en los demás, necesitamos tocarles aunque sea virtualmente. Aunque sea con besos 2.0

Una red social no nos da la vida, tampoco nos la quita. Sólo nos acerca un poco más a los nuestros. Evita esa distancia que nos separa de los demás. Ahora, en tiempos difíciles, se hace más necesario vernos, olernos, querernos aunque sea en la distancia.

El periodismo digital es una necesidad dentro del devenir. Y no voy a citar a Juan Benet ni a Gustav Mahler. Hoy cito a Emile Cioran. ¿Qué twitearía  Emile Cioran?:

Ser o no ser.

        …. Ni lo uno ni lo otro  (pag. 148, de “Ese Maldito Yo”)

Convencido de que los aforismos de Emile Cioran encajarían perfectamente con la fugacidad de Twitter su imagen, con esa mirada hacia el profundo abismo del no ser, se transfiguraría en activismo digital, sería un auténtico Trending Topic diario. No me puedo imaginar al filósofo rumano haciendo arder Twitter, Facebook, Linkedin, Pinterest, Tumblr.

Reputación y Redes Sociales

Hace tiempo que las redes sociales me tienen encandilado. Y hace no tanto que me vi abocado a lanzar besos virtuales, besos 2.0 cada mañana. El equipo de SMD (Social Media Decisión) atraviesa ese campo de opiniones con el deseo de dar sentido al periodismo digital.

Metáforas e hipérboles para llegar a un mismo punto:

¿Necesitamos gestionar nuestra presencia en Internet?

La respuesta es rotunda. Nuestra reputación está en juego y yo de aquí no me muevo, como dirían Les Luthiers. Nada más rápido que lanzar por Facebook bulos, mentiras o exageraciones. El mal está hecho. Y de forma casi-casi inmediata nuestra reputación cae en picado. Es urgente. El dolo que se causa será de magnitudes bíblicas. Sí, es una exageración. Si no nos crees echa un vistazo a Wendy´s en Estados Unidos:

wendys2

Desde SMD nos dicen que no entrarían en Wendy´s. Por ello, precisamos dar un respuesta inmediata a las crisis de reputación. No todos los empleados de Wendy´s son así de, por decirlo suavemente, sucios. Pero sí que el daño de una fotografía compartida puede hacernos perder millones en minutos.

Es urgente. Arduos y veloces debemos frenar y/o remediar una crisis en nuestra reputación. Y no solo remediar sino vender, publicitar nuestra marca.

Para eso se ha creado SMD. Es un equipo entusiasta. Con ganas de comerse el mundo 2.0 y 3.0. Contacta con nosotros. Te posicionaremos SEO y SEM. Saldrás el primero en Google. Es muy fácil. Tu presencia en la red saldrá beneficiada y en poco tiempo tus ventas o tu presencia en Internet se multiplicará

SMD

Ya sabes dónde nos puedes encontrar. A la izquierda, al final del pasillo. Estamos ahí donde las ilusiones generan besos virtuales en este mundo tan precariamente repartido. Os esperamos a la vuelta de la esquina virtual. Frente al portátil o frente al PC. Con un café o sin él. Animaros, que ahora tenemos descuentos. Que estamos de rebajas.

Interesante documento de la2, Eduardo Punset:

Curiosiades asiáticas en Redes Sociales

Nos llama la atención que las redes sociales en países árabes tienen un reparto desigual. Es curioso que tan solo el 36% de los qataris usan Facebook mientras que en Túnez son utilizadas por el 98%. Es una cortesía de Mid East Media. Este gráfico es sin dudas esclarecedor:

Mideastmedia

Recordamos que la censura que sufrió Turquía con la supuesta restricción de DNS fue un rotundo fracaso. A los pocos minutos se publicaron, tal y como veis en la foto:

turquia DNSPero ¿estamos realmente enganchados a las redes sociales?, rotundamente sí. Publicamos fotos personales. Añadimos información íntima y todo ello de forma gratuita. Eso, precisamente, es lo que ha llevado a algunos a aprovecharse y bien crean campañas de difamación de personajes famosos o bien de empresas. Es por ello que se hace necesario un orden dentro de las redes sociales.

Y qué se puede decir de China: “Censura” es un concepto asumido de cara al público mayoritario. Prácticamente queda restringido a algunas búsquedas tele-dirigidas por inmensos Proxy que llevan a la navegación directamente a la web del partido comunista.

Las limitaciones impuestas por los gobiernos, por llamarlo de alguna manera, han acelerado la imaginación. En tiempos del dictador Franco la Codorniz hacía lo propio en papel. Ahora lo recordamos con cierta simpatía pero se jugaban el cuello constantemente. Eran otros tiempos, eran tiempos sin Internet y, por ello, sin redes sociales. Pocos kioskos han sobrevivido. Y los que lo han hecho han quedado en el ostracismo. Algún que otro Marca y poco más.

Entropía informativa: Está pasando, está ocurriendo

Exceso de información por todas partes. No da tiempo a analizar qué nos piden. Creemos que todo está controlado pero, sin embargo, quedan flecos pendientes. Y no lo sabemos. ¿Cuál es la solución?. Mantener el ruido y dejar que pase. El accidente acaecerá en breves minutos o quizá segundos. No, está ocurriendo. Llegará Godot. Y cuando llegue será tarde. ( Sammuel Becket)

Moraleja: No esperes más a Godot, nunca llegará. Actúa.

Centro Dramático Nacional

 

Esperando a Godot

Quién es y quién no es Community Manager

El boom de las redes sociales ha provocado una ingente saturación del mercado del periodismo digital. Sin embargo, se habla muy poco de la formación que se ha seguido para alcanzar esas metas. Todo es a priori muy fácil pero la formación no es tan sencilla. Un community manager debe dominar muchas facetas, entre ellas el manejo de herramientas CMS: blogs y programación de metaetiquetas, es decir, html. Internet-minute

Y el supermega fraude está servido. Decir estupideces es gratamente gratuito. No se me enojen pero es muy cierto que la saturación académica ha llegado de la mano de las nuevas tecnologías. Pasamos mucho tiempo delante del ordenador y,  además, es indicativo de cifras de paro asquerosamente altas.